fbpx

¿Cómo mejorar la seguridad de un sitio web?

Protege tu sitio web y evita que los hackers lo ataquen implementando estas estrategias efectivas de seguridad.
Contenido del blog
    Add a header to begin generating the table of contents

    La seguridad interna del sitio web es un aspecto crucial que no debe pasarse por alto. En la actualidad, los ataques a sitios web son cada vez más comunes y sofisticados, lo que significa que es más importante que nunca tomar medidas para proteger las bases que soportan a tu organización: el sitio web. 

    Es por ello que en este artículo te explicaremos con lujo de detalles por qué es tan crucial proteger tu sitio web de las amenazas externas, y además, te proporcionaremos algunos consejos prácticos de como garantizar la seguridad de una página web para evitar que sea víctima de ataques maliciosos.

    Importancia de la seguridad en un sitio web 

    La seguridad en un sitio web es importante por varias razones. En primer lugar, estas plataformas están diseñadas para albergar información confidencial como datos personales de los clientes, contraseñas, o hasta información financiera. Por lo que, si esta data cae en manos erróneas, puede ser empleada en un sinfín de actividades malintencionadas. 

    En segundo lugar, un sitio web hackeado puede dañar la reputación de una empresa, lo que puede tener un impacto negativo en la confianza de los clientes y en la rentabilidad de la misma. 

    No obstante, si tu sitio web es seguro, puedes ofrecer una mejor experiencia a tus visitantes, generar confianza, fidelidad, y mejorar tu posicionamiento en los motores de búsqueda, ya que Google y otros buscadores valoran positivamente la seguridad de los sitios web.

    Por último, un sitio web inseguro puede ser utilizado como puerta de entrada para ejecutar ataques más grandes a la red, como por ejemplo, distribuir diversos tipos de malwares, lo que puede infectar a los visitantes del sitio y causar daños a sus sistemas.

    Amenazas contra la seguridad de sitios web 

    La seguridad de la información en cualquier sitio web puede verse comprometida por diferentes factores, los cuales ponen en riesgo su confidencialidad, integridad y disponibilidad. 

    Estos factores incluyen los ataques malintencionados, catástrofes o los errores humanos. Cuando la amenaza ocurre, el riesgo de que la información sea manipulada sin autorización es alto; es por ello que debes conocer cuáles son esas amenazas latentes y cómo hacerles frente.

    1. Ataques de fuerza bruta a las credenciales 

    Se trata de un método utilizado por los hackers para adivinar las contraseñas de usuarios mediante la repetición de intentos de inicio de sesión.

    Los atacantes emplean programas automatizados para probar una gran cantidad de combinaciones de nombre de usuario y contraseña, hasta que encuentran una que funcione. Si logran acceder a tu sitio web, pueden modificar, borrar o robar tu información, e incluso tomar el control total de tu sitio web.

    Este tipo de ataque es especialmente peligroso si los usuarios usan contraseñas débiles o si tienen la costumbre de reutilizar las mismas contraseñas en varios sitios web. 

    Para proteger el sitio web contra este tipo de ataque, se deben implementar políticas de contraseña fuertes y usar herramientas especializadas en detección de ataques de fuerza bruta.

    2. Inyección SQL

    La inyección SQL es un tipo de ataque que aprovecha las vulnerabilidades en los formularios web para insertar códigos maliciosos en la base de datos del sitio, que logren afectar tanto tu información como la de tus usuarios.

    Los atacantes pueden utilizar este código para acceder a la información confidencial y manipularla para su beneficio o para tomar el control del sitio web. Este estilo de ciber agresión es especialmente peligroso, ya que puede ser difícil de detectar y además, logra causar graves problemas de funcionamiento o rendimiento en tu sitio web.

    Para prevenirlos, se deben implementar medidas de seguridad que faciliten la validación y el filtraje en la entrada de los usuarios a los formularios web.

    3. Phishing 

    El phishing es una forma de engaño que utiliza técnicas de ingeniería social bien diseñadas, y consiste en el envío de correos electrónicos falsos que simulan ser de una entidad legítima (como tu banco, una empresa o una institución), para obtener información personal y confidencial como contraseñas y hasta los números de tarjetas de crédito de los destinatarios.

    Estos correos electrónicos suelen contener enlaces o archivos adjuntos que dirigen a sitios web fraudulentos; los cuales imitan el diseño y el contenido del sitio web original, pero que en realidad están diseñados para robar los datos introducidos por los usuarios.

    Para proteger su sitio web contra este tipo de ataque se deben implementar políticas de seguridad para educar a los usuarios sobre los riesgos del phishing, y además, se deben utilizar herramientas de detección de phishing.

    4. Ataques por wifi 

    Los ataques a través del wifi se producen cuando un hacker se conecta a la misma red inalámbrica (no segura) que tú, por ejemplo, en un café, un aeropuerto o un hotel; usando herramientas que le permiten crear puntos de acceso falsos, para interceptar o modificar el tráfico entre el dispositivo y el servidor web. 

    De esta forma, pueden engañar a los usuarios y acceder a su información confidencial o alterar el contenido que visualizan en el navegador.

    Para reducir los riesgos se deben utilizar conexiones wifi seguras, como las conexiones encriptadas o redes privadas virtuales (VPN).

    Servicios de seguridad web

    Son herramientas que ayudan a proteger los sitios web y las aplicaciones en línea contra las amenazas y ataques cibernéticos típicos como el robo de identidad, el fraude, el phishing, el ciberacoso, el espionaje o la censura.

    Es por ello que, los servicios de seguridad web están diseñados para proteger la integridad, confidencialidad y disponibilidad de los datos y sistemas de cualquier organización. 

    Algunas de las soluciones disponibles son:

    • Firewall de aplicaciones web (WAF)

    Es una de las soluciones de seguridad ampliamente utilizada para proteger las aplicaciones web contra ataques y vulnerabilidades comunes. Un WAF se coloca delante de las aplicaciones web y analiza todas las solicitudes de entrada y salida para detectar y bloquear posibles amenazas. 

    Se basa en una serie de reglas y políticas que se definen para detectar y bloquear solicitudes maliciosas. Un WAF puede ayudar a proteger el sitio web contra ataques de inyección SQL, ataques de cross-site scripting (XSS) y otros tipos de ataques.

    • Protección DDoS

    Los ataques DDoS son una forma frecuente de ataque cibernético que puede resultar en la interrupción del servicio o la caída del sitio web. 

    Los servicios de seguridad web ofrecen soluciones de protección DDoS que pueden ayudar a mitigar estos ataques. Los cuales tienen la capacidad de detectar, de forma temprana, los patrones de tráfico anormal e identificar toda clase de paquetes maliciosos, logrando bloquear el tráfico sospechoso y permitir solo el tráfico legítimo.

    • Escaneo de vulnerabilidades

    Los servicios de seguridad web también pueden proporcionar herramientas de escaneo de vulnerabilidades para identificarlas en el sitio web y las aplicaciones. Lo hacen a través del análisis de vulnerabilidades automatizado, ofreciendo informes detallados sobre las debilidades encontradas. 

    Esto permite a la organización identificar y corregir las susceptibilidades antes de que sean aprovechadas por los hackers.

    • Protección contra malware

    Las cuales pueden detectar y bloquear archivos maliciosos y enlaces infectados antes de que puedan afectar el sitio web o las aplicaciones. También puede ejecutar análisis de malware profundos y limpiar los archivos infectados para evitar su propagación.

    • Autenticación de usuarios

    La autenticación de usuarios es un componente importante de la seguridad web que ayudan a proteger el sitio y las aplicaciones contra el acceso no autorizado. Estas soluciones pueden incluir autenticación multifactorial y autenticación basada en roles, para garantizar que solo los usuarios autorizados tengan acceso a los datos y sistemas.

    • Antivirus

    Es una de las herramientas esenciales para detectar y eliminar virus, malware y otras amenazas informáticas que pueden generar verdaderas amenazas contra la seguridad de sitios web y robar toda la información.

    • Autenticación multifactor (MFA)

    La autenticación de multifactor agrega una capa adicional de seguridad para el inicio de sesión en su sitio web o aplicación web. Es por ello que los servicios de seguridad web pueden ofrecer MFA como una solución más potente para proteger las credenciales de sus usuarios.

    • Protección de datos 

    Los servicios de seguridad pueden ayudar a proteger los datos confidenciales de su sitio web, como información de tarjetas de crédito y contraseñas, mediante el cifrado y otras medidas de protección.

    10 medidas de seguridad en sitios web

     

    Los sitios web son vulnerables a ataques informáticos que pueden comprometer la privacidad y seguridad en internet de los usuarios. Por eso, es importante seguir algunas medidas de seguridad para blindarlo y evitar riesgos innecesarios. 

    En este apartado te presentamos las 10 medidas de seguridad en sitios web que puedes implementar:

    • Utiliza contraseñas seguras

    Las contraseñas seguras son la primera línea de defensa contra los ataques de fuerza bruta. Utiliza contraseñas largas y complejas, que contengan letras, números y símbolos. Además, es crucial cambiar estos caracteres de manera regular, evitando utilizar la misma contraseña para diferentes cuentas.

    • Actualiza el software

    Es importante mantener actualizado el software de tu sitio web, así como también el software del servido, el CMS y los plugins que utilices; de esta forma podrás corregir posibles vulnerabilidades y evitar que los hackers aprovechen las brechas de seguridad.

    • Utiliza HTTPS

    HTTPS es un protocolo de seguridad que protege la información que se transmite entre el sitio web y el usuario, cifrando la comunicación entre el servidor y el cliente. Esto evita que terceros puedan interceptar o modificar los datos que se transmiten.

    • Realiza copias de seguridad

    Ejecuta copias de seguridad regulares de todos los datos del sitio web y guárdalas en un lugar seguro. En caso de un ataque, estos respaldos de seguridad te permitirán restaurar tu sitio web a su estado anterior y minimizar los daños.

    • Utiliza un firewall o cortafuegos

    Un firewall es una herramienta que filtra y bloquea el tráfico no autorizado hacia tu sitio web. Con este recurso, podrás bloquear los intentos de intrusión, los ataques DDoS y el malware.

    • Limita el acceso

    Protege el acceso al panel de administración de tu sitio web con una contraseña segura y única. También puedes limitar el acceso por IP o utilizar un sistema de autenticación de dos factores para aumentar la seguridad.

    • Utiliza un antivirus y un antimalware

    Que puedas programar para escanear periódicamente tu sitio web y elimine a tiempo cualquier amenaza. También, puedes utilizar herramientas de detección de intrusiones, que te alerten de posibles anomalías o actividades sospechosas.

    • Realiza auditorías de seguridad periódicas 

    A fin de evaluar el nivel de seguridad de tu sitio web y detectar posibles fallos o mejoras. Puedes contratar a un profesional o utilizar herramientas online que te ayuden a realizar esta tarea.

    • Contrata un servicio de hosting seguro y confiable

    Que te ofrezca garantías de seguridad, disponibilidad y rendimiento. Así evitarás problemas técnicos, caídas del servicio o pérdidas de datos.

    • Educa a tus usuarios 

    Principalmente, sobre las buenas prácticas de seguridad en internet, como no compartir sus contraseñas, no abrir correos sospechosos o verificar la seguridad de un sitio web que visitan, al igual que la identidad del mismo. Así podrás prevenir posibles fraudes o robos de identidad.

    Como dato extra: procura implementar medidas de seguridad para proteger los datos personales de tus usuarios, como el cifrado, el consentimiento, la anonimización o la eliminación. Así cumplirás con la normativa vigente y evitarás sanciones o reclamaciones.

    Conclusión 

    Como puedes ver, la seguridad en línea es una responsabilidad constante y un tema cada vez más relevante para evitar ser blanco fácil para los hackers. Por ello, debes tener en cuenta que es un proceso en constante evolución y es importante mantenerse actualizado sobre las últimas amenazas y técnicas de seguridad. 

    Si mantienes un enfoque proactivo y una actitud vigilante, puedes proteger la información confidencial de los usuarios y clientes de tu web y mantener así la confianza y la satisfacción.

    Para saber más acerca de cómo mejorar la seguridad de tu sitio web, te invitamos a contactarnos para brindarte la toda la asesoría que requieras sobre las mejores soluciones para tu caso. Recuerda que la seguridad de tu sitio web, es una inversión que vale la pena hacer.

    Dejar un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Scroll al inicio
    Abrir chat
    🙂 ¿Necesitas ayuda?
    Hola 👋🏻 😀

    Nosotros podemos ayudarte con tu proyecto, solo mándanos un mensaje ✅